¡Urge romper el monopsonio que tiene el ICE en el mercado de la generación eléctrica!

José Joaquín Fernández Liberalismo Leave a Comment

Por: José Joaquín Fernández.

En un tweet del 25 de junio del 2021, el presidente de Costa Rica anuncia que tiene listo el proyecto de ley que permitirá a los generadores privados, cuyos contratos con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) hayan vencido, exportar sus excedentes al mercado eléctrico regional.

¿Por qué el presidente de la República no incluye en dicho proyecto de ley que los generadores privados puedan vender, no solo fuera del país, sino que también puedan hacerlo dentro del territorio nacional a quienes ellos quieran sin pasar por la intermediación del ICE?

En Costa Rica el precio de la electricidad es tan alto que le resta competitividad al sector productivo costarricense. Una de las razones por las que se fue Intel de Costa Rica fue por el alto costo de la electricidad.

Según el último dato de GlobalPetrolPrices.com, el precio kWh para la industria en Costa Rica es de US$0.20, mientras que en los EE.UU. es de US$0.12, en el El Salvador es de US$0.12, en Guatemala es de US$0.15 y en México es de US$0.15.

En cuanto al mercado de la generación eléctrica, lo correcto es romper el monopsonio que tiene el ICE. Un monopsonio se da cuando en el mercado de un bien o servicio existe un solo comprador. El ICE es el único comprador autorizado de la toda la producción de electricidad en el país y los generadores privados están obligados, por ley, a vender al ICE toda su producción. A los generadores privados no les es permitido vender la electricidad directamente al usuario final, sea dentro o fuera del país.

Lea: ¡Rompamos los monopolios creados por ley para crear riqueza y prosperidad!

El ICE compra la electricidad a los generadores privados y luego la revende, como intermediario, al doble del precio, o más, al usuario final. En Costa Rica, el usuario final de electricidad podría disponer de electricidad mucho más barata si los productores pudieran venderla directamente al consumidor si no existiera el monopsonio creado por ley en favor del ICE.

Por ejemplo, si en su condominio o vecindario, con el fin de abaratar los precios que pagan por electricidad, quisieran instalar paneles solares y venderse la electricidad entre Uds., el ICE, ni la ley se los permitirían.

Lo correcto es presentar un proyecto de ley que rompa el monopsonio que tiene el ICE y permitir la libre competencia en dicha industria con el fin de promover la eficiencia en el uso de los recursos, bajar los precios de la electricidad a niveles competitivos, promover la innovación y la generación sana de empleo.

Lo correcto es levantar la prohibición que tienen los generadores privados de vender directamente su producción (no solo excedentes) a quienes ellos quieran, sea un nacional o un extranjero. Sin embargo, Carlos Alvarado prefiere proteger al ICE de la competencia y que el costarricense siga pagando altísimos precios por la electricidad.

No solamente los generadores privados tienen la obligación de vender toda su producción al ICE, sino que también tienen limitada la cantidad de electricidad que pueden producir y el tamaño de la planta. Esta limitación también debe levantarse.

Solo el esclavo ve la libertad como una licencia. Solo un esclavo requiere de una licencia del gobierno para vender lo que produce. A estas alturas del siglo XXI, es perverso que sigamos defendiendo monopolios, monopsonios, cárteles (colegios profesionales) y oligopolios creados por ley porque la Economía claramente nos enseña que todas esas restricciones a la libre competencia se traducen en precios más altos, menos inversión, menos innovación, aumento en las tasas de desempleo y abre portillos para la corrupción.

¿Qué chorizos ocultos esconderá el ICE para que el PAC y el gobierno la protejan tanto?

Es hora de hacer lo correcto. Es hora de romper el monopsonio que tiene el ICE en el mercado de la generación eléctrica. Es hora de romper los límites de producción y de tamaños de planta que tienen los generadores eléctricos.