El covid-19: el fiasco del siglo

José Joaquín Fernández Liberalismo Leave a Comment

Es imperativo levantar toda medida de cuarentena que no tiene fundamento científico, sino político, como lo es cierre de playas, restricción vehicular, toque de queda y cierre de negocios.

La cuarentena debe ser una opción del ciudadano, no una imposición.

El gobierno debe sugerir que las personas se queden en casa, pero no imponerlo. El gobierno debe respetar que somos adultos y seres libres. Cada uno sabrá si necesita salir o si puede quedarse en casa.

Esto fue la base del sistema sueco y quien Michael J. Ryan de la OMS no solo elogió, sino que manifestó que debe ser el modelo por seguir para las futuras pandemias.

Los pecados del gobierno ante la pandemia

Antonio Fernández Liberalismo Leave a Comment

Es responsabilidad de cada persona definir que tanto desea exponerse a contagiarse y que tanto desea mantenerse aislado en casa. El ministerio de Salud debería brindar recomendaciones a los ciudadanos, pero de ninguna manera debe ser un ente autoritario que nos encierre y nos diga cuándo y dónde podemos realizar determinadas actividades.

Tomando en cuenta los serios efectos negativos de una cuarentena prolongada sobre la salud física y mental de los ciudadanos, así como sobre la economía, debemos aprender a vivir con el virus; no encerrarnos.

Al gobierno no se le puede culpar de la pandemia, pero sí de aprovechar la circunstancia para hacer propaganda, usar la coyuntura como una cortina de humo para ocultar los gravísimos problemas económicos y carecer de una estrategia integral para enfrentar a la covid-19

El virus no morirá metiendo a todos en la casa.

José Joaquín Fernández Liberalismo Leave a Comment

La cuarentena solo podrá reducir la cantidad de contagios si, y solo si, tuviésemos a disposición la vacuna antes de levantar la cuarentena. Se estima que la vacuna demorará al menos un año en producirse. ¿Piensa el gobierno de Costa Rica mantenernos encerrados hasta que aparezca la vacuna?

La estrategia inteligente es realizar pruebas masivas gratuitas a toda la población, no solo a los que presentan síntomas. Una vez con los resultados, focalizar el aislamiento, no generalizarlo.

La cuarentena tiene costos altísimos: está provocando una crisis económica peor que la del 2008, reduce la velocidad de la inmunidad del rebaño, crea desórdenes sicológicos, está causando un debilitamiento serio en las finanzas de nuestro sistema público de salud y permite que los gobiernos (incluyendo el de Costa Rica) se inflen de aires totalitarios.