Reflexiones sobre la muerte en tiempos de pandemia

Andrés Ignacio Pozuelo Liberalismo Leave a Comment

La muerte ha sido un tema sobre explotado por los alarmistas durante esta pandemia; y más específicamente, la manera de morir. Pero no existe nada más natural en la vida, exceptuando la vida misma, que la muerte.

Tener miedo a lo desconocido, es algo normal, y la muerte es sin duda algo desconocido para todos, pero cuando los medios y los burócratas explotan circunstancias específicas de muertes, ya sea por complicaciones respiratorias o alguna otra causa, lo que realmente están explotando es la manera inhumana en que, la medicalización de la condición humana, por parte de la industria médica, ha convertido el proceso natural de la muerte.

El Estado no es responsable de nuestras vidas, nosotros mismos lo somos. De hecho, con su intervención, el Estado aumenta nuestra probabilidad de morir prematuramente al quitarnos poder social y económico, necesario para tomar medidas defensivas ante los cientos de amenazas de muerte. Pero cuando, por razones políticas, el estado, utiliza el pánico y el miedo a la muerte para controlarnos, eso es realmente cruel.

Ni el distanciamiento físico, ni las mascarillas, ni los confinamientos, ni el aislamiento hospitalario, nos ayudan a vivir de manera saludable; pero además, no nos ayudan a enfrentar la muerte de manera humana, en compañía de nuestros seres queridos y sin miedo.

Para volver a vivir en paz, tenemos que salir de esta pesadilla freudiana, de que un enemigo invisible nos va a matar, y comenzar a vivir de manera plena hasta que nos toque nuestro inevitablemente turno de morir dignamente, con nuestros seres queridos a nuestro lado; y no, al lado de tubos y monitores, o Dioses en bata blanca, que están esperando anotarnos en un registro estadístico que, mostrarán al medio día, en los medios.