Un ridículo legislativo

Sergio Villalta Libertad Leave a Comment

Por: Sergio Villalta

El pasado 7 de diceimbre, la Asamblea Legislativa aprobó una moción para felicitar a Joseph Biden, candidato presidencial del Partido Demócrata, como “ganador” de la elección presidencial.

Sin embargo, siete diputados en total, algunos del PUSC y otros de Nueva República rechazaron la moción (1)

La Corte Suprema de los Estados Unidos

En los EE.UU. las partes que no estén satisfechas con la decisión de un tribunal inferior, puede solicitar a la Corte Suprema de los Estados Unidos que escuche su litigio.

El principal medio para solicitar la revisión de la Corte Suprema es solicitarle que le ordene al tribunal inferior enviar el caso para su revisión. A esto se le conoce como un mandato de “certiorari” o un exhorto.

Sin embargo, la Corte Suprema no tiene ninguna obligación en conocer del caso. Son miles lo casos que rechaza ad portas todos los años. Menos de un 5% son aceptados. (Fuente: supremecourt.gov)

En general la Corte admite solo los casos que sirven para armonizar las decisiones dispares entre los distintos tribunales federales.

Puede admitir los casos que por su importancia pueden servir para sentar un precedente. También admite los casos en los cuales surgen conflictos entre los distintos estados de la Unión.

Y normalmente, la Corte escucha los casos que ya han sido decididos en una corte de apelaciones federal o en la Corte Superior de un estado.

Aunque no está obligada a esperar la decisión del juez inferior y basta que cuatro de los nueve jueces admitan un caso para que este sea decidido por la Corte Suprema. (Ibíd.)

La elección presidencial

Hasta el momento ninguna de las demandas que se han presentado en las cortes estatales, con relación a las acusaciones de fraude electoral en los EE.UU., ha llegado a la Corte Suprema. La Corte rechazó solo una medida precautoria.

Por esta y otras razones resulta risible que varios diputados hayan votado a favor de felicitar al candidato demócrata Joseph Biden -; siendo que los procesos ante los diferentes tribunales no han concluido.

Al día de hoy existen los siguientes litigios:

Wisconsin: la campaña de Trump demandó a varios funcionarios electorales por actos ilegales e inconstitucionales en este estado. La demanda pide que se declaren nulos ciertos actos electorales y que se envíe el asunto al Congreso estatal para que se decida el resultado final. (2)

Míchigan: aquí se presentó una demanda en un tribunal federal que denuncia un fraude electoral y violaciones al código electoral del estado. Se alega que el fraude se realizó a través del uso de un programa informático utilizado por la empresa Dominion Voting Systems en sus máquinas de votación. (3)

Pensilvania: la campaña de Trump pide a la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU. que revise un fallo de la Corte Suprema de Pensilvania, que obliga a los funcionarios electorales del estado a aceptar los votos hasta tres días después del día de las elecciones presidenciales. La Corte rechazó una medidad precautoria. Se argumentó que esta extensión de tres días viola la Constitución, ya que la decisión de ampliar el plazo de una elección le pertenece al Congreso, no a los jueces. (4)

Georgia: el equipo de campaña de Trump presentó una demanda acusando a varios funcionarios electorales del estado por violaciones a la ley electoral del estado, por fraude y por violaciones a la Constitución de los Estados Unidos. Se pide que se declaren como nulos los resultados de la elección. (5)

Nevada: en una demanda se acusa de violaciones a la ley electoral del estado y fraude a ciertos funcionarios estatales. Se pide que el Presidente Trump sea declarado ganador o que se anulen los resultados de la elección. Se alega que las máquinas para votar usadas violan las normas de seguridad. También que se le negó a los observadores del Partido Republicano el acceso al proceso de conteo de votos en el estado. (6)

Arizona: se presentó una demanda federal para invalidar los votos ilegales. En la demanda se pide que se embarge la información en las maquinas de votación para que sean auditadas. Se alega que miles de votos fueron emitidos ilegalmente en ese estado. (7)

Texas: este estado demandó a cuatro estados (Pensilvania, Georgia, Michigan y Wisconsin) por violación a la Constitución de los Estados Unidos al modificar de manera ilegal la ley electoral interna y violar proceso mediante el cual debe escogerse al presidente de los EE.UU. (8)

Conclusión

Siendo que hay múltiples litigios en diferentes estados, que de seguro serán admitidos por la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU. para su resolución, un voto de felicitación al candidato Biden resulta una ridiculez.

Si estos legisladores han actuado por ignorancia produce vergüenza ajena que un miembro de los supremos poderes, no tenga el conocimiento de cómo funciona el sistema judicial de los EE.UU.

Pero si esto ocurrió por cálculo político, resulta muy contraproducente que un diputado, o cualquier otra persona, decida avalar una elección cuyo supuesto resultado está siendo impugnado ante las cortes.

Pero haya sido por analfabetismo jurídico o por una intromisión política dolosa, todo esto resulta igualmente grotesco.